Type a keyword and hit enter to start searching. Press Esc to cancel.

Currently Reading

Políticas Públicas, Normas Jurídicas, Corrupción e Impunidad

Es frecuente identificar muchas personas y aún organizaciones sociales de diferente naturaleza que consideran las normas jurídicas como actos formales del Estado, supuestamente neutros en cuanto a representar intereses de grupos y destinadas a proteger el “Bien Común”. Siempre se tendrá en consideración que las normas jurídicas representan una expresión de política pública de un primer nivel de abstracción que luego se debe concretar en políticas de gobierno y en políticas de Estado que trascienden una administración.

Se debe tener presente que las normas jurídicas son una opción política que expresa, explícita o implícitamente, una concepción del Estado, la sociedad, la naturaleza y del Ser Humano. Favorecen o excluyen las necesidades, demandas y proyectos de las mayorías de la población. Protegen o perjudican las cosmovisiones de los pueblos originarios y afrodescendientes, así como de las personas con algún tipo de discapacidad.

Las normas jurídicas también favorecen determinados concepciones desarrolladas en políticas adoptadas internacionalmente en Cumbres y expresadas en tratados, convenciones, programas y planes de acción, o la constitución de entidades e instancias internacionales que promuevan, supervisen y den seguimiento, monitoreo y evaluación a los avances o retrocesos de los estados y de determinadas administraciones en un período determinado.

Para cada ser humano u organización social, cada decisión que se promueve o rechaza respecto a una política pública o de Estado, refleja de igual manera una opción de vida personal, ciudadana, profesional o conforme a los estatutos de cada organización social o política.

Cada persona debe actuar en función de sus principios y valores que representan opciones que definirán su biografía y el papel que quiere jugar en la definición histórica de su localidad, gobierno local, regional, departamental o nacional. Las políticas públicas y de Estado en las que cada quién, persona u organización, quiere incidir o decidir van constituyendo el punto de encuentro entre la biografía y la historia. Es necesario señalar que las consecuencias de actuar en función de principios y valores es muy diferente que actuar en función de intereses.

La conciencia con sus principios y valores debe ser complementada con el conocimiento científico que requiere de disciplina de investigación, análisis, reflexión y apropiadas conclusiones preferiblemente documentada. Ambas conciencia y ciencia deben conducir a un mayor nivel de compromiso con el binomio inseparable Ser Humano – Naturaleza.